Inicio | Prensa | Entrevistas

Entrevista

Carlos Costa, socio de I-Con Sports

¿Cuál es tu relación con el mundo deportivo?
Mis padres ya eran muy deportistas y desde pequeño me han educado con los valores del deporte. En esa época practicaba esquí, futbol y tenis, pero con el tiempo fui destacando en el tenis y a los 18 años tomé la decisión de dedicarme profesionalmente. No fue una decisión fácil porque en aquellos tiempos el tenis no era un deporte donde te podías ganar bien la vida, por suerte las cosas me fueron bien y pude disfrutar del circuito ATP durante 13 años. Me retiré en 1999 con 6 títulos de ATP, habiendo jugado unos JJOO en Atlanta‘96, y habiendo representado a nuestro país en la Copa Davis durante varios años. A partir de aquí, empieza la segunda etapa de mi relación con el deporte representando a grandes tenistas como: Rafa Nadal, David Ferrer, Nicolás Almagro, Fernando Verdasco, Feliciano López, David Nalbandian y Svetlana Kuznetsova entre otros. A día de hoy solo trabajo con Rafa Nadal, gestionando su carrera y sus proyectos de futuro como la Fundación Rafa Nadal o la Rafa Nadal Academy by Movistar.

¿Es verdad que estuviste a punto de irte a USA con una beca deportiva?
Durante el último año de escuela las cosas no me estaban yendo muy bien, tenísticamente hablando, así que tramité todos los papeles para poder ir a estudiar a una universidad americana y así poder seguir compitiendo mientras me formaba académicamente. Me iba a finales de Agosto, ya tenía la beca, el billete de avión y todo listo, pero fue entonces cuando jugué el campeonato de España Junior y lo gané. Las cosas empezaron a cambiar en mi cabeza, empecé a tener más confianza en mi juego y entonces tomé la decisión de probar suerte en el tenis profesional.

¿Por qué decidiste asociarte a I-Con Sports?
Porque creo ciegamente en la educación y la formación de las personas a través de los valores del deporte como el respeto, la superación y la competencia, entre otros. Muchos jóvenes tienen el sueño de triunfar en el deporte profesional, pero todos sabemos, que solo un pequeño porcentaje de ellos lo conseguirán, y lo más probable es que la decisión la tomen a una edad muy temprana dejando al margen los estudios. La educación en Estados Unidos le permite al deportista seguir con los estudios al mismo tiempo que crece en su deporte y, en el caso de no conseguir ser profesional, tener una carrera universitaria, un inglés casi nativo y una experiencia única alrededor del deporte.

¿Qué diferencia a I-Con Sports?
En mi opinión, en cualquier empresa de prestación de servicios lo que marca la diferencia son las personas, el equipo humano que forma la empresa y vive día tras día la misión de su organización. En I-Con Sports la misión se puede ver reflejada en el trato totalmente personalizado que reciben todos los deportistas y que logra, con la misma ilusión con la que los deportistas lo viven, encontrar la mejor universidad para cada deportista.

¿Por qué un tenista debería ir a Estados Unidos?
Hay muchos jóvenes tenistas que quieren ser profesionales del tenis, pero muy pocos lo consiguen a los 18 años. Estados Unidos es una opción indiscutible para seguir estudiando y, al mismo tiempo, seguir entrenando a un nivel prácticamente profesional. La experiencia como estudiante deportista acaba a los 21 años con una carrera universitaria, y si han seguido entrenando a alto nivel y consiguiendo buenos resultados tenísticos, con la oportunidad de intentarlo a nivel profesional. Ir a Estados Unidos no significa abandonar el tenis, es una experiencia más que te da el aprendizaje de este deporte. Los motivos por los que un tenista debería a ir a Estados Unidos son tantos como tenistas deciden irse. Para algunos significará volver a disfrutar del tenis desde otra perspectiva, para otros será un medio a través del cual vivir una experiencia única en Estados Unidos y para otros significará un trampolín para dar el salto al deporte profesional.