Inicio | Prensa | Entrevistas

Entrevista

Maria Escudé (I-Con 2016)

¿Cómo fue la decisión de ir a estudiar y a competir a EEUU?
La verdad es que lo he tenido claro desde los 12 años. Me fui un verano a Tampa, a University of South Florida y estuve entrenando durante un mes allí. Desde entonces, supe que me quería ir.

¿Cómo fueron las semanas previas al viaje?
Sorprendentemente a lo que había pensado, estaba muy tranquila. Toda mi familia me acompañaba en el viaje y planteamos la primera semana como si fueran unas vacaciones. El sentirme arropada me dio mucha tranquilidad, estaba muy ilusionada y con muchas ganas de irme.

¿Y las primeras semanas allí?
Al llegar allí la verdad es que mi tranquilidad se fue al traste y realmente estuve bastante nerviosa. La primera semana la organizan para todos los de primer año con reuniones y actividades para que sea más fácil integrarse tanto en la vida académica como en la vida deportiva y social de la universidad. El coach estuvo muy atento a mi llegada y me recibió junto con los otros freshmen del equipo. Las compañeras del equipo también fueron muy acogedoras des del primer momento y enseguida me sentí muy integrada. Lo que también me da mucha tranquilidad es que los profesores me ayudan en cualquier cosa que necesito. Las clases no son de más de 30 alumnos, y eso hace que el trato profesor-alumno sea muy cercano. La relación con todos es muy buena, y el hecho de ser student-athlete lo valoran mucho ya que saben el esfuerzo que supone rendir tanto deportiva como académicamente.

¿Qué ha sido lo que más te ha impactado o sorprendido hasta el momento?
Al llegar te sorprende lo amable que es todo el mundo y las ganas que tienen de conocerte y de que te sientas bien. Me sorprendió la cantidad de alumnos voluntarios que están dispuestos a ayudarte en lo que necesites. Se respira un ambiente muy positivo. En la faceta deportiva, me sorprende el alcance que tiene el deporte en el ámbito universitario, y también lo estrictos y disciplinados que son tanto en los entrenos como en las competiciones.

¿Qué tal las clases y los entrenos?
La verdad es que las primeras semanas fueron muy duras. Al principio me quedaba dormida en prácticamente todas las clases porque me levantaba muy temprano para entrenar, pero poco a poco me he ido acoplando a los horarios. A primera hora, tres días a la semana estamos en pista, y los otros dos hacemos preparación física y por las tardes entreno adicional en pista. Mis clases están repartidas entre las 9 de la mañana y las 4 de la tarde, dependiendo del día. También es obligatorio cumplir una serie de horas de estudio en la biblioteca, así que aprovecho las tardes para estudiar. Realmente me gusta mucho mi día a día.

¿Cómo fue tu debut como jugadora de FIT?
Debuté en el Panther Invitational de mi universidad, en el que jugaban diversas universidades de Florida. Jugué tres partidos de dobles el primer día, y tres de singles los dos siguientes días. Gané mis dos primeros partidos individuales, pero el tercer día perdí en la final. Estoy muy contenta no solo de como jugué, sino de las sensaciones que tuve. El equipo estaba animándome constantemente en cada punto, y eso me dio mucha confianza. La dinámica de equipo es totalmente diferente a los equipos en España, aquí todo el equipo funciona unido, no es tan individualista como allí. Le dan mucha importancia a los dobles, y es lo primero que se juega.

¿Cómo fue tu trato y proceso con I-Con Sports?
Mi relación con I-Con Sport ha sido muy buena. La decisión de su elección por parte de mis padres se debió a que nos transmitieron un trato cercano y personal y la verdad es que así fue durante todo el proceso. Me dieron la tranquilidad en los momentos de incertidumbre y me han dado su apoyo en todas aquellas cosas que desconocía...que son muchas. ¡Os recomiendo esta aventura de vida!